08 Jun
ruben dario modernismo

Cultura: La Magia del Modernismo

El Modernismo es el primer movimiento literario de Hispanoamérica que consiguió traspasar las fronteras, que alcanzó una aprobación general y que estructuró una escuela bien delineada y específica. Veamos, entonces, en qué consiste la magia del Modernismo.

Un Movimiento Literario Que Adquirió Vida Propia

modernismoEste movimiento representó un gran salto, en el sentido de que logró consolidar una literatura propia, autóctona y auténtica, para “hacerle frente” (por decirlo de alguna manera) a la literatura europea que, por razones obvias, ostentaba un lugar preponderante dentro de la letras, a nivel universal.

La magia del Modernismo radica en su calidad y sublime profundidad y tuvo la capacidad de motivar una reflexión constante sobre nuestros anhelos y nuestra realidad, convirtiéndose casi que en una filosofía.

Las ideas de fondo, esto es, lo fundamental que “se esconde” detrás de un estilo literario exquisito, siguen vigentes en nuestros días, como es el caso del interés por lo exótico y lo esotérico, al tiempo que hoy sigue siendo una preocupación de algunos sectores sociopolíticos, en los que se vislumbra lo que será un germen del pensamiento que propicia la autodeterminación de los pueblos de América Latina.

No estamos muy lejos de la realidad, cuando anotábamos que el Modernismo es una filosofía, en tanto que refleja una preocupación existencial por el sentido de la vida, el destino, la muerte y otros asuntos de trascendencia, precisamente, filosófica.

Ahora, es casi que imprescindible empezar, desde ya, a hacer alusión a Rubén Darío, de cuya pluma surgió la palabra “Modernismo”, cuando escribió un artículo en la Revista de Artes y Letras, en 1888, refiriéndose al escritor mexicano Ricardo Contreras, al destacar su absoluto “modernismo” en la expresión.

Luego de sucedida esta anécdota a la que acabamos de hacer alusión, el gran poeta nicaragüense empezó a utilizar la expresión “modernismo” para hacer referencia a la tendencia poética renovadora de un sector específico de la literatura hispanoamericana que se oponía, en su momento, a la literatura tradicional que se había “hundido en las fórmulas vacías carentes de expresión”.

La Magia del Modernismo Está Más Vigente Que Nunca

En el mismo orden de ideas, anotemos que, en consonancia con lo que manifestábamos atrás, en el sentido de que el Modernismo está más modernismo literarioque vigente que nunca en nuestros días, Rubén Darío tuvo brillantes “sucesores” que, si bien fueron y ha sido brillantes, reiteramos, no alcanzan, según la opinión autorizada de muchos críticos literarios, la enorme calidad estilística del poeta nicaragüense.

Sin embargo de lo anterior, los “continuadores” de la iniciativa de Rubén Darío, tuvieron (y siguen teniendo) enormes méritos, dado que el Modernismo es utilizado para designar una verdadera revolución literaria, siendo una forma (y un fondo) de expresión individual, de libertad casi que absoluta y de anarquía literaria y, en general, artística.

Ahora, haciendo un poco, nada más, de historia con relevancia en lo filosófico, destaquemos que Rubén Darío (Félix Rubén García Sarmiento) era un eterno inquieto e insatisfecho, anhelante de los placeres de la vida y angustiado ante el dolor y ante la idea de la muerte.
Creemos nosotros, que esa situación del poeta latinoamericano fue promovida por sus lecturas recurrentes de los grandes filósofos existencialistas europeos, como es el caso Friedrich Nietzsche, Soren Kierkegaard y demás.

Es más, Rubén Darío pasó del derroche a la estrechez económica, del optimismo a un desesperado pesimismo, hundido en las drogas, las mujeres del bajo mundo y el alcohol.

Al final de cuentas, estando ya anémico, neurótico y padeciendo de una terrible y profunda tristeza, regresó a Nicaragua donde, finalmente murió en 1916, el precursor de la magia del Modernismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *