15 Sep
masajes eroticos barcelona

El secreto detrás de los masajes eróticos Barcelona

Los masajes eróticos, también llamados sensuales,  son productos de la combinación de distintas técnicas en zonas del cuerpo consideradas erógenas.

En el caso de las mujeres, los dos puntos de actividad se centran en los senos y el pubis. En el caso de los hombres, el punto de actividad son los órganos genitales masculinos.

Cuando el masaje es combinado, hablamos generalmente de la masturbación mutua.

En la actualidad, el masaje de tipo erótico es usado como parte del acto sexual como juego previo, como la conclusión al acto sexual, o parte de una terapia sexual.

Ciudades del mundo, como Barcelona, disponen de una oferta variada y de calidad.

El masaje erótico casero se basa en libros, videos, accesorios y aceites que puedes hallar en establecimientos privados.

El masaje erótico comercial lo proporcionan proveedores privados, organizados en establecimientos o de forma independiente. Como expertos en la materia, integran los sexual, lo físico y lo espiritual.

El objetivo final de los masajes eróticos Barcelona es el orgasmo

La expresión de los masajes eróticos Barcelona “final feliz” es la usada cuando hablamos de proveedores especializados en la materia.

masajes eroticosTe diremos el secreto que se encuentran detrás de los masajes eróticos de la ciudad (en diez reglas de oro) :

1) Una cena afrodisíaca es la comida perfecta para comenzar. Da preferencia a los mariscos, las frutas rojas como las fresas y el champán

2) La temperatura ambiente se gradúa hasta los 25 °.

Esta temperatura es agradable para que ambos estén desnudos. Si la temperatura no es lo suficientemente alta, los músculos de tu cuerpo no se relajan, más bien se tensan y no estarás abierto al placer del masaje en sí.

3) El ambiente relajado: luces apagadas, quizás algunas velas y el teléfono desconectado para evitar perturbaciones.

La música suave de fondo, que resulta muy relajante y algunos aceites esenciales para quemar.

4) La comodidad. Los cojines organizados, mantas y toallas suaves y en la cama, un sofá para dos o en el suelo limpio.

5) Los aceites para el masaje: los relativamente fluidos y aceitosos son los mejores que los que se deslizan y no se adhieren.

Los aceites de parafinas químicas no son opción. Nada como los vegetales orgánicos.

6) La joyería lejos y las uñas cortadas para evitar daños menores o mayores.

7) El estudio de las reacciones: Variar la presión del masaje en función del momento o las sensaciones.

El ritmo de respiración marca el paso

8) La variación experta de las técnicas a ser usadas: luz, plumas, movimientos de balanceo y amasado, entre otras.

9) La acción. Saber cuándo llega el momento para más acción y dejar el masaje a un lado.

Hay que saber cuándo se ha llegado al clímax de sensaciones.

10) El uso de la imaginación. Las técnicas no se usan por lo que dicta un libro sino por las sensaciones. El intercambio de gestos y caricias es fundamental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *