Consejos para una entrevista de trabajo

En la actualidad se suelen dar numerosos consejos acerca de cómo hacer frente a una entrevista laboral, pero no obstante, existen algunos consejos que destacan por ser comunes y básicos, los cuales pueden ser de gran ayuda para que una persona pueda terminar convirtiéndose en el candidato seleccionado.


En este sentido, aunque las entrevistas pueden llegar a ser realmente intimidantes, lo cierto es que al final, el conseguir o no un puesto de trabajo es resultado directo del estar bien preparado, tener confianza y ser agradable, sin embargo, los siguientes consejos para una entrevista de trabajo son de mucha ayuda para lograrlo.

Consejos para realizar una buena entrevista de trabajo

1. Hacer una pequeña investigación previa

Desde el momento en que se recibe la llamada, hasta el día de la entrevista, suele existir suficiente tiempo para poner en marcha el protocolo de actuación adecuado para este tipo de caso.
En este sentido, resulta esencial ponerse al día a fin de poder acudir con la mejor preparación posible, y una gran forma de lograrlo es realizando una pequeña investigación que te permita conocer toda la información posible no solo acerca de la empresa y el puesto de trabajo, sino también del entrevistador.

2. Ser puntual

Ser puntual

La puntualidad se trata de un aspecto fundamental al tener una entrevista laboral. Ahora bien, esto no quiere decir que resulta esencial acudir a la entrevista con gran antelación, sino asegurarse de prever que diversos factores externos (como incidencias en el transporte público o atascos, entre otras cosas) podrían terminar causando retrasos y, en consecuencia, es importante tomarlos en cuenta.

En estos casos, es conveniente considerar que es mejor esperar y no ser esperado, algo que habla muy bien de las personas a nivel profesional.

3. Cuidar la apariencia

Aunque se encuentra entre las recomendaciones más básicas y populares, lo cierto es que en ciertos casos no suele ser sencillo acertar con el atuendo, y/o aspecto que se desearía reflejar al acudir a una entrevista.
Sin embargo, no hay que olvidar que la imagen que se transmite durante las entrevistas laborales resulta clave; ya que supone la primera impresión que se causa frente a la empresa y en consecuencia, es apropiado arreglarse de acuerdo a la imagen requerida por la empresa.

4. Llevar currículum y también trabajos

currículum vitae

En ocasiones, los candidatos a un puesto de trabajo suelen pensar que como ya lo enviaron por correo o porque completaron algún formulario, no resulta preciso llevar su currículo impreso; sin embargo, es importante hacerlo.

De igual manera, es apropiado asegurarse de llevar también una carpeta o portafolio con los trabajos realizados previamente (sean artísticos, contables o de cualquier otro tipo, si no incluyen información confidencial).

5. Tener completamente claro los logros alcanzados

Las entrevistas de trabajo son la ocasión para exponer los logros que se han conseguido a nivel profesional, por eso y antes de acudir a una, es apropiado asegurarse de prepararlos y escribirlos.
En este sentido, es conveniente utilizar ejemplos específicos acerca de la experiencia profesional que se pueda tener.

6. Preguntar todo

Independientemente si es debido a la falta de práctica o simplemente para evitar molestar, lo cierto es que numerosos candidatos suelen abstenerse de realizar preguntas a lo largo de las entrevistas laborales; por lo que no suelen hablar de forma abierta acerca de sueldos, fechas de entrada o segundas entrevistas. Y es que por algún motivo, suele ser común esperar que el entrevistador ofrezca dicha información, aunque no siempre ocurre.

Por eso, al acudir a una entrevista de trabajo, un gran consejo a tener en cuenta es que siempre resulta fundamental preguntar todo aquello que se desee saber, por ejemplo, segundas entrevistas, si se trabaja por honorarios o por nómina, el tiempo estipulado para entrar formalmente, etc., ya que esto en lugar de reflejar ignorancia, como algunos podrían pensar, en realidad muestra interés.

7. No dejar las pruebas y exámenes para después

Todo aquello que sea posible adelantar de las pruebas de conocimientos y exámenes psicométricos, etc., conviene realizarlo al momento y no dejarlo para después, dado que en el peor de los casos, al no conseguir el trabajo, resulta bastante probable que otras empresas cuenten con el mismo modelo de examen, de modo que el mismo podría servir a manera de entrenamiento.

8. Intentar conversar sobre otro tema

Siempre resulta positivo lograr caer bien, y aunque esto no quiere decir que hay que intentar salir como el mejor amigo del entrevistador, lo cierto es que el intentar hablar acerca de algún otro tema podría ser de ayuda para conseguir un nuevo contacto, incluso al no quedar en el puesto de trabajo al cual se aspira.

9. Recursos humanos vs. el próximo jefe

Gran parte de las entrevistas de trabajo suelen ser llevadas a cabo por el área de Recursos Humanos o por alguna agencia, no obstante, es probable que las más productivas y aquellas que tienen un mayor peso sean realizadas por los posibles jefes.
En cualquier caso, es importante asegurarse de dejar claro tanto aquello que se espera del trabajo, como lo que se puede aportar al mismo.

10. Evitar las mentiras

Aunque este consejo parece obvio, para algunos candidatos no suele serlo, ya que las personas tienden a “acoplarse” o ajustarse a aquello que considera que se espera de ellas en un determinado trabajo.
En este sentido, aunque mentir podría ayudar a obtener el trabajo, lo cierto es que a futuro podría resultar contraproducente al no lograr realizar cosas que supuestamente se dominan, pero en realidad no es así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.