imán de neodimio

IMANES DE NEODIMIO Y SU USO EN DIFERENTES SECTORES

Los imanes de neodimio, se caracterizan por estar formados de elementos procedentes de las llamadas tierras raras o como se les denomina (REEs), son también conocidos como la serie de los lantánidos de la tabla periódica de elementos.

Estos materiales, no son particularmente raros en términos de abundancia, pero durante muchos años, estos materiales permanecieron separados unos de otros, debido a sus características químicas similares.

Los elementos procedentes de tierras raras se utilizan ampliamente en el mercado (tales como catalizadores, fabricación de vidrio, la iluminación y la metalurgia).

Sectores de alto crecimiento más nuevos (tales como las aleaciones de baterías, cerámicas, y los imanes de neodimio permanentes).

En sectores del mercado muy consolidados, el lantano y el cerio constituyen alrededor del 80% de elementos de tierras raras utilizados, y en nuevos segmentos de mercado, el disprosio, el neodimio o el praseodimio cuentan por alrededor del 8% de los elementos de tierras raras utilizadas.

La producción minera mundial de óxidos de tierras raras (OER) creció rápidamente (aproximadamente un 7% por año) desde 1990 a 2006 y aumentó a un ritmo más lento desde el 2008 hasta ahora con un descanso en 2007 debido a las condiciones económicas en todo el mundo y que se vio reflejado en la venta de imanes de neodimio.

El desarrollo de nuevos sistemas alternativos en sectores como el de la automoción, ha hecho que la demanda de este tipo de imanes aumente de forma considerable.

Podemos ver estos imanes en los sistemas alternativos de energía (tales como baterías para automóviles híbridos) y aplicaciones de imanes permanentes para motores eléctricos, altavoces estéreo, y generadores de turbinas eólicas.

Imanes Neodimio-Hierro-Boro

Debido a su densidad de flujo magnético superior, los imanes de neodimio-hierro-boro son muy demandados para su uso en motores y generadores de pequeño y gran tamaño.

Otros usos, los podemos observar en unidades pequeñas de disco, (servo) motores de corriente en ordenadores, ventanas de automóviles, y una multitud de otras aplicaciones de uso diario.

En motores más grandes, como los de los coches eléctricos, se pueden utilizar hasta 200 g de imanes de neodimio y disprosio por 30 g de motor (Keane, 2009).

Los Aerogeneradores pueden contener 1t de neodimio por megavatio de capacidad eléctrica generada (Barton, 2009). Para el año 2008, OER se utilizó en esta categoría, de los cuales el óxido de neodimio representó el 69%.