¿Qué es la moda sostenible?

El cuidado y preservación del medio ambiente, es un problema que se debe abarcar desde diferentes ángulos. La industria de la moda está siendo participe de una tendencia que sigue en crecimiento, con la cual contribuye a esta iniciativa a nivel global.

La moda sostenible es la manera en que este sector pretender aportar su granito de arena, permitiendo a las personas contar con prendas de la mayor calidad, que sean menos perjudiciales para el medioambiente.

¿Qué se entiende por moda sostenible?

Al momento de hablar de moda sostenible o sustentable, se hace referencia a la tendencia de elaborar productos con un menor impacto ambiental y social, tanto en su proceso de fabricación como a lo largo de su ciclo de vida.

Hay varias características esenciales que forman esta moda sostenible, siendo una de las más importantes es el uso eficiente de los recursos naturales.

Con la moda sostenible se busca aprovechar la reutilización de los materiales desechados, funcionando como la materia prima para elaborar nuevos productos, y con la misma calidad que los anteriores.

De igual manera, se considera el rediseño de los procesos de reutilización y fabricación, para reducir o eliminar la contaminación del agua, la cual se produce por la tintura de los textiles.

Otro factor fundamental de la moda sostenible es su apuesta por la utilidad y durabilidad de los productos, de esta manera pueden durar durante más tiempo, y mantener la misma calidad.

Para conseguir esto, se debe invertir en el desarrollo de tecnologías que optimicen los procesos para mejorar su eficiencia, y hacerlos más limpios o amigables para el medio ambiente.

Beneficios de la moda sostenible

La moda ética ofrece una gran variedad de beneficios para el medio ambiente y para las personas, entre los cuales destacan los siguientes.

Menor impacto negativo

Por medio de la moda sostenible, el impacto negativo en los procesos de fabricación es más bajo, en comparación con los procesos convencionales.

El uso de materia prima obtenida de manera ecológica y la reducción de CO2 al ambiente, convierte a esta moda en la mejor alternativa para reducir el impacto negativo de la industria textil.

Incentiva el reciclaje y la reutilización

Otro beneficio destacado de la moda ecológica es que apuesta por la reutilización, y el reciclado de las prendas.

La moda fomenta entre las personas a reutilizar las prendas de segunda mano, siempre que estén en buena calidad, para evitar que sea desechada. Incluso a reciclar las prendas de la manera correcta, para crear nuevos productos.

Gracias a esto, la moda ecológica promueve el consumo justo y responsable, ya que se enfoca en el consumo moderado, con lo que evita la generación de una mayor cantidad de desechos.

Respeto para los empleados

La moda sostenible también ofrece beneficios en lo social, ya que fomenta el respeto de los derechos de los empleados. Eso sí, asegurando condiciones justas para que los trabajadores desempeñen sus funciones, y siempre se respeten sus derechos laborales.

Además, con esta moda se mejora la producción local, con esto se evita el daño generado por el transporte de largas distancias, y favorece el enriquecimiento de la industria y el comercio local.

Apuesta por la calidad y exclusividad

La materia prima que se usa para la elaboración de las prendas procede de tejidos de alta calidad, ya que el fin de la moda sostenible es crear productos con una larga vida útil.

De igual manera, se logra una mayor exclusividad con las prendas de la moda sostenible, gracias a que se elaboran de manera artesanal, evitando el uso de máquinas industriales, y permitiendo crear pequeñas colecciones que no se encuentran en cualquier tienda.

¿Por qué es importante la moda ecológica?

La moda sostenible tiene una gran importancia en el mundo actual. La industria textil es una de las más contaminantes en el planeta, produciendo entre un 4% a 10% de las emisiones de CO2.

Se trata de un valor muy alto que afecta en gran manera la salud del medio ambiente, y de las personas.

Durante la fabricación de las prendas, las cuales alcanzan la cifra de 80.000 millones de prendas anuales, el uso de diversos recursos es muy alto, como el agua o la electricidad, así como el uso de agentes químicos, y productos que perjudican el entorno natural.

Mediante la moda ecológica, la industria textil tiene la oportunidad de evolucionar y ofrecer prendas de la misma calidad, por un menor impacto medio ambiental.

Además, se adapta a las exigencias del mercado actual, donde los consumidores buscan productos de calidad que duren durante mucho tiempo, y que se obtengan a través de procesos respetuosos con el medio ambiente.

Iniciando con la producción de la materia prima, pasando por la fabricación, y terminando con el uso final.

Como el impacto contaminante en la elaboración y desecho de prendas es diferente, se debe realizar un análisis de ciclo de vid de los productos, y determinar así las fases donde existe un mayor impacto negativo.

Con esto se enfocan los esfuerzos en reducir el impacto negativo, mediante acciones más sostenibles.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *