¿Qué son los préstamos privados?

Tanto las empresas, como los autónomos y los particulares se encuentran frente a la necesidad de dinero y financiación ya sea por alguna situación improvista, para pagar determinadas obligaciones, o para realizar renovaciones e inversiones para su crecimiento.

Los préstamos privados son una alternativa rápida y efectiva dentro de la legalidad a los organismos bancarios, que suelen ofrecer créditos con demasiadas condiciones, y tardan más tiempo en otorgar el dinero.

Préstamos privados como alternativa a los créditos bancarios

Los bancos ofrecen créditos en los que las condiciones y la documentación que se debe presentar son un tanto excesivas.

Al mismo tiempo, estos tardan en otorgar el dinero, ya que realizan una investigación previa para constatar que toda la documentación se encuentra en orden. La mejor alternativa para obtener un préstamo más rápido y sin tantas condiciones son los que ofrecen las entidades privadas.

Los préstamos privados son especiales para aquellas personas que necesitan resolver situaciones muy concretas, y necesitan una determinada suma de dinero lo más rápido posible. A diferencia de los créditos otorgados por entidades bancarias, los privados suelen otorgar el dinero con el único requisito de contar con una garantía hipotecaria.

Es mucho más fácil obtener la financiación necesaria de parte de estas entidades que de los bancos, por lo que son la opción más eficaz cuando no se puede recurrir a ningún otro tipo de préstamo.

¿En qué se puede utilizar el dinero de los préstamos privados?

A diferencia de la solicitud de financiación mediante entidades bancarias, los préstamos privados en ningún caso le piden al solicitante un detalle acerca de la razón o el destino de los fondos que se prestan. Esto quiere decir que aquellos que los soliciten, podrán usar el total que han recibido para cualquier fin.

El préstamo de capital privado sirve para cualquier tipo de gasto que se deba asumir.

Suelen ser muy utilizados por aquellas personas que necesitan realizar algún tipo de reforma en el inmueble en el que viven, para cancelar embargos y subastas, o hacerle frente a cualquier tipo de gastos improvistos que hayan surgido.

Las empresas también suelen acceder a estos créditos otorgados por entidades privadas con distintos fines, como el de expandir sus negocios, generar una mayor infraestructura para el crecimiento de la compañía, e incluso para afrontar deudas o financiaciones anteriores.

Esto quiere decir que uno de los aspectos más importantes de este tipo de préstamos es que no importa el porqué de su solicitud, ya que mientras se cuente con una garantía propietaria, se puede acceder sin inconvenientes.

Otro gran beneficio es que el dinero se obtiene lo más rápido posible, algo que es ideal para aquellas personas o empresas que necesitan el dinero con determinada prisa. Esto es fundamental para lograr el pago inmediato de un embargo que cuenta con una fecha para ser cancelado, y que sobrepasar dicho límite sería un importante inconveniente financiero.

Dónde y cómo obtener estos préstamos

Los créditos privados son ofrecidos por distintos organismos financieros y puedes acceder a ellos de forma electrónica, ya que hay distintos sitios que los otorgan de forma rápida, y cuentan con comentarios positivos por parte de sus usuarios.

Una vez que hayas seleccionado la entidad privada que puede otorgarte el préstamo, esta te ofrecerá un formulario que debes rellenar con los datos que se pidan, y en solo unos minutos podrás tener el formulario completo para enviarlo a la empresa, que te ofrecerá una respuesta en el menor tiempo posible.

Según sus usuarios, el tiempo que estas compañías tardan en responder no excede las 24 horas.

Si estos ofrecen una respuesta positiva, lo único que falta para la aprobación del préstamo es presentar la documentación que se necesita. La empresa se encargará de estudiar la garantía hipotecaria necesaria y el resto de la documentación, y te dará una respuesta, por sí o por no, en pocas horas.

Cuando estos pasos estén realizados y la empresa dé una respuesta favorable, solo falta la formalización del préstamo, para que en muy poco tiempo ya cuentes con el dinero requerido en tu cuenta bancaria. Todo este proceso te puede llevar como máximo 72 horas y ya podrás disfrutar de lo que has pedido.

Principales ventajas de los préstamos privados

Tanto las personas como las empresas que los solicitan puede estar inscritas ASNEF o en RAI, así como también en cualquier otro fichero de morosidad, y tener acceso a estos préstamos con la misma celeridad y efectividad.

Todos los trámites que se deben realizar para obtener un crédito privado son mucho más fáciles que los que se exigen mediante las entidades bancarias. Además son muy cómodos para adquirir, ya que en la mayoría de los casos se pueden realizar todos los procedimientos de forma completamente online.

Los intereses son los más competitivos del mercado, pero debes de saber que uno de los factores más importantes a la hora de acceder a un préstamo es tener en cuenta los intereses y la mayoría de los préstamos de capital privado cuentan con tasas que encajan con las necesidades del solicitante.

Los plazos para devolver el préstamo son mucho más flexibles que los que ofrecen las entidades bancarias. Estos dependerán del total del préstamo. Si la suma es solicitada es realmente alta, se puede llegar a tener plazos de 20 años para pagar el préstamo en su totalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.